biologicos et al.

Presente y futuro de los tratamientos con biológicos

Comorbilidades: no sólo AR

Deja un comentario

En diferentes estudios se ha demostrado que la artritis reumatoide (AR) está asociada con un mayor riesgo de desarrollar comorbilidades, siendo las más frecuentes la  depresión,  el asma, las enfermedades cardiovasculares, las tumoraciones sólidas y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), según el estudio COMORA.

grafico20

La enfermedad cardiovascular es la  comorbilidad asociada a las enfermedades reumáticas en la que existe más evidencia publicada. Un reciente estudio publicado por el equipo de la Dra. Crowson, ha demostrado  que los pacientes con AR tienen un riesgo aumentado de desarrollar enfermedades cardiacas, no explicadas enteramente por los factores de riesgo cardiovasculares tradicionales. Las enfermedades reumáticas y cardiacas comparten fundamentos comunes que cursan con inflamación. De esta manera,  los tratamientos con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad, como el metrotrexato o los anti TNF, pueden reducir el riesgo de enfermedades cardiacas al suprimir  la inflamación.

Además,  en el estudio publicado en la American Journal of Kidney diseases, se mostró que la AR está asociada con una mayor probabilidad de desarrollar una función reducida del riñón a largo plazo. La enfermedad cardiovascular y  los factores asociados a ella parecen jugar un  papel importante en esta disfunción.

En el estudio COMORA  también se detectaron anormalidades en signos vitales, como la presión sanguínea elevada. Sin embargo, en la reunión anual del  ACR (American college of rheumatology) de este año 2013, se presentaron los resultados de un estudio en el que se muestra que menos de 1/3 de los reumatólogos abordan  la hipertensión  en sus consultas.

Creemos que el manejo de las enfermedades reumáticas tiene que ir más allá del tratamiento de estas patologías de forma aislada, considerando el análisis periódico de comorbilidades como una tarea involucrada en éste, que debería llevarse a cabo en colaboración con la atención primaria  y otros especialistas para optimizar los resultados.

Desde Biológicos et al. os planteamos si consideráis necesario el seguimiento de las comorbilidades asociadas a las enfermedades reumáticas en vuestra práctica diaria

 

Referencia:

Dougados M, Soubrier M, et al. Prevalence of comorbidities in rheumatoid arthritis and evaluation of their monitoring: results of an international, cross-sectional study (COMORA). Ann Rheum Dis. 2013. doi: 10.1136/annrheumdis-2013-204223.

 

Para profundizar en el tema:

Cardiovascular risk in rheumatoid arthritis: How to lower the risk?

Cardiovascular disease in rheumatoid arthritis.

The risk of cardiovascular disease in individuals with psoriasis and the potential impact of current therapies: From the Medical Board of the National Psoriasis Foundation.

 

 Para saber aún más, os proponemos este string de búsqueda a partir de Pubmed:

((“Arthritis, Rheumatoid”[Mesh:NoExp]) AND (“Comorbidity”[Mesh]AND “Cardiovascular Diseases”[Majr]))

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s